Imagine ediciones
(Madrid, 2014)
ISBN: 978-84-96715-59-2
ilustración de cubierta: Santiago Sequeiros
EDICIÓN LIMITADA
disponible en librerías | ESP


Hijos de Mary Shelley. Vol 4: Piedad y Deseo. Otros hijos de la misma noche
Fernando Marías, editor
.

texto incluido: Amanda


AVANCE

Intentábamos cruzar el Río Grande porque teníamos la certeza de que el grupo había quedado al otro lado. Porque nos habíamos separado de ellos, del Comandante, en la última emboscada. No recuerdo cuántos quedábamos en ese momento. El primer día éramos cincuenta. Con el pasar de los meses fuimos siendo menos. Los enfrentamientos con el ejército mercenario nos diezmaban inevitablemente y desde agosto que no se incorporaba nadie. Para peor, los campesinos nos rehuían cada vez más, incluso nos delataban. El Comandante les decía Nosotros no somos eso que les cuentan. Y les decía Mírennos. Y les decía Estamos peleando por ustedes, para que tengan una vida más digna. Pero los campesinos, temerosos y chúcaros, no decían nada. Cuando salimos de la aldea, nos atacó el ejército por la retaguardia. Quisimos defendernos pero fue inútil: y no porque nos triplicaran en número o estuviéramos prácticamente descalzos, agotados y mal comidos. No era por eso. A veces es mejor huir. Escuché la voz del Comandante ordenando la retirada. Así que nos dispersamos para donde buenamente pudimos. Cuando dejaron de oírse los tiros, Tomás, Calafa y yo nos dimos cuenta de que le habíamos perdido la pista al grupo. Por supuesto que en ese momento no lo sabíamos pero ya no volveríamos a encontrarlos. Esperamos que anocheciera, atravesamos la sierrilla, y nos adentramos en la selva: deambulando sin demasiada esperanza, guiándonos por los arroyos que de tanto en tanto aparecían entre la vegetación. Así durante tres días. No teníamos víveres, ni mapas, ni más munición que la que nos quedaba en el fusil.
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

seguir leyendo >>

© Marcelo Luján | www.marcelolujan.com | todos los derechos reservados